Durante una visita a Níger, el presidente francés Emmanuel Macron prometió el sábado una ayuda de más de 400 millones de euros (474 millones de dólares) en un período de cuatro años a este país.

Macron hizo esta promesa junto al presidente de Niger, Issoufou Mahamadou, luego de que ambos se reunieron para hablar sobre el combate contra el extremismo, la migración y el desarroll. También le dijo a Mahamadou que estaba dispuesto a fortalecer la presencia francesa en la región del Sahel "porque el combate contra el terrorismo es esencial" y habló sobre "la estabilización duradera de Libia y el combate contra la migración y el tráfico humano".

Migrantes africanos han atravesado Níger y Libia con la esperanza de llegar a Europa, y muchos han muerto en el vasto desierto. Miles de migrantes del occidente de Africa fueron repatriados en las últimas semanas de varios países, luego que un video que muestra a migrantes siendo subastados como esclavos hace poco en Libia generara mucha indignación

Mahamadou dijo que las causas de la migración son la pobreza, la inseguridad y la debilidad de la democracia. Agregó que el gobierno está implementando un plan de desarrollo.

"Si logramos responder a esto y podemos reducir la pobreza rural ... si podemos mejorar las condiciones de las villas, resolveríamos de manera substancial la problemática migratoria y Niger está decidida a tratar de concretar estos planes", dijo.

La ayuda que Macron anunció sería del 2017 al 2021 y sería para proyectos de seguridad, desarrollo y democracia.