Una coalición encabezada por Arabia Saudí bombardeó la capital yemení el sábado, provocando al menos 10 muertos y 25 heridos, dijeron funcionarios tribales.

Los funcionarios dijeron que el bombardeo tuvo como blanco una reunión de habitantes de tribus que apoyan a los rebeldes chiíes, conocidos como hutíes. Hablaron bajo la condición de anonimato por temor a represalias.

La coalición dirigida por Arabia Saudí ha estado en guerra con los hutíes, aliados de los iraníes, que controlan la capital desde marzo de 2015. Impuso un bloqueo al empobrecido país cuando comenzó el conflicto.

La coalición relajó en noviembre el bloqueo al puerto de Hodeida, en el Mar Rojo. Hodeida, controlado por rebeldes, es una zona vital para los yemeníes. El sábado llegó a este puerto el primer cargamento comercial de petróleo en 50 días.

La guerra en Yemen, que están en un punto muerto, ha dejado más de 10.000 civiles muertos, tres millones de desplazados y ha quebrantado el sistema de salud del país.