Un excomandante militar de Zimbabue que ayudó a destituir al entonces mandatario Robert Mugabe fue nombrado a un alto cargo en el partido gobernante por el nuevo presidente, un paso hacia su nombramiento como vicepresidente.

El anuncio, hecho a través de la radio estatal de Zimbabue, refleja los estrechos vínculos entre el presidente Emmerson Mnangagwa y los militares, quienes protagonizaron una toma del poder el mes pasado que llevó a la caída de Mugabe después de 37 años en el poder.

Los medios de comunicación estatales dicen que Mnangagwa nombró a Constantino Chiwenga, quien se retiró como comandante militar el lunes, y a Kembo Mohadi, exministro de seguridad del estado, como vicepresidentes del partido gobernante ZANU-PF.

Tradicionalmente, los segundos a cargo del partido gobernante son nombrados vicepresidentes del Estado, aunque no es obligatorio. Actualmente, el presidente puede tener dos vicepresidentes.

Tras la renuncia de Mugabe, Mnangagwa asumió la presidencia con el apoyo de los militares y del partido gobernante.