Un incendio en el zoo de Londres el sábado dejó como saldo un oso hormiguero muerto y cuatro suricatos desaparecidos, informaron las autoridades.

Varios empleados fueron atendidos por inhalación de humo y shock después de que se desatara un incendio en la cafetería del zoológico en la madrugada.

Más de 70 bomberos ayudaron a controlar el incendio cerca de una zona donde se puede acariciar a animales y del recinto de los suricatos. Representantes del centro dijeron luego que no estaba claro qué sucedió con los suricatos desaparecidos.

Las autoridades estaban comprobando el estado del resto de animales y el zoo permanecía cerrado al público en un día que se esperaba muy bullicioso en la popular instalación de Regent’s Park.

La tienda y cafetería Adventure parecía muy dañada en imágenes de televisión del lugar.

El fuego comenzó poco después de las seis de la mañana, y el personal que vive en el recinto empezó a trasladar de inmediato a los animales a lugar seguro, según las autoridades.

Los 72 bomberos desplazados al lugar tardaron unas tres horas en extinguir las llamas.

Los bomberos permanecerán en el zoológico el resto de la mañana para mantener húmedo cualquier pequeño rescoldo, indicó el director de la Brigada de Bomberos de Londres, Clive Robinson.