La Audiencia Nacional española acordó la extradición de 93 ciudadanos chinos al desbaratar pandillas en España acusadas de estafas multimillonarias a personas en China mediante operaciones telefónicas.

La semana pasada, el tribunal acordó extraditar a China 121 ciudadanos taiwaneses acusados de pertenecer a las pandillas.

Interpol informó a España sobre la estafa hace un año. España y China colaboraron para arrestar a 269 personas.

Las autoridades dijeron que las pandillas tomaban contacto con gente en China y se hacían pasar por amigos o familiares para advertirles de alguien buscaba estafarlas. Luego volvían a llamar y se hacían pasar por la policía que investigaba las estafas. Con ello convencieron a muchas víctimas de depositar dinero en cuentas bancarias de las pandillas.

El fallo de extradición es apelable.