Dos palestinos murieron el viernes en nuevos choques con el ejército israelí, informó el ministerio de Salud de Gaza, al tiempo que el presidente Mahmoud Abbas exhortaba a Francia y Europa a cumplir un papel más enérgico en el proceso de paz tras el reconocimiento por el presidente Donald Trump de Jerusalén como capital de Israel.

La violencia se produjo al día siguiente de que la Asamblea General de la ONU denunció la decisión de Trump.

En una visita a París, Abbas dijo que en lo sucesivo no aceptará los planes de Estados Unidos para la paz en Medio Oriente, por considerar que el gobierno de Trump ha tomado partido por Israel en cuanto al estatus de Jerusalén, el asunto más delicado del conflicto.

El vocero del ministerio de Salud de Gaza, Ashraf al-Kidra, dijo que dos hombres, de 24 y 29 años, murieron baleados en los choques junto a la frontera con Israel, y otros 45 resultaron heridos.

El ejército israelí dijo que miles de palestinos participaron de “disturbios violentos” en la frontera con Gaza y en Cisjordania, “arrojando bombas incendiarias y piedras y haciendo rodar neumáticos en llamas” hacia los soldados. Dijo que los soldados respondieron con gases lacrimógenos y con munición de guerra “disparada selectivamente a los principales instigadores”.

Los choques se han multiplicado desde el anuncio de Trump sobre Jerusalén el 6 de diciembre, con un saldo hasta el momento de 10 palestinos muertos y decenas de heridos.

En Belén, algunos palestinos alzaron el viernescarteles con leyendas como “Sr. Trump, no es su tierra para que usted decida a quién pertenece, Jerusalén es nuestra y nos pertenece” y “Jerusalén es la capital de Palestina”.

En un mensaje navideño enviado por su oficina, Abbas dijo que la decisión de Trump descalifica a Estados Unidos de su papel tradicional de mediador en las conversaciones de paz.

“Estados Unidos optó por ser tendencioso. Su plan futuro para Palestina no se basará en la solución de dos estados con la frontera de 1967 ni en el derecho internacional ni en las resoluciones de la ONU”, escribió Abbas.