El presidente palestino Mahmud Abbas exhortó a Francia y Europa el viernes a jugar un papel más enérgico en los esfuerzos de paz y destacó que no volverá a aceptar los planes de Estados Unidos para el Medio Oriente tras el reconocimiento por Washington de Jerusalén como capital de Israel.

Abbas se reunió con el presidente francés Emmanuel Macron en París al día siguiente de que la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución que denuncia la decisión del presidente Donald Trump.

En conferencia de prensa, Macron evitó cuidadosamente tomar partido al señalar que “el error de Estados Unidos fue querer manejar unilateralmente desde lejos una situación cuya solución está en manos de israelíes y palestinos”.

Abbas dijo que Washington “ha dejado de ser un mediador honesto en el proceso de paz”.

“No aceptaremos plan alguno de los Estados Unidos de América debido a su tendenciosidad y la violación del derecho internacional”, afirmó.

Abbas también denunció la amenaza estadounidense de retirar la ayuda financiera a los países que votaron a favor de la resolución. “Exhortamos a los países que no han reconocido aún a Palestina a hacerlo para proteger la solución de dos estados antes de que sea demasiado tarde”, añadió.

Macron reafirmó su rechazo de la decisión de Trump. Recordó la visita semanas atrás a París del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu , a quien exhortó a hacer “gestos valientes” para reanimar las conversaciones de paz, tales como frenar la construcción de asentamientos israelíes en las tierras ocupadas.

Macron y otros gobernantes de la UE han reiterado su apoyo a la creación de un estado palestino independiente.

El jueves, la Asamblea General de la ONU aprobó por 128 contra nueve con 35 abstenciones una resolución no vinculante contra el reconocimiento de Jerusalén.

___

Los periodistas de Associated Press Angela Charlton en París y Fares Akram en Ciudad Gaza contribuyeron a este despacho.