Más de un millar de mujeres se manifestaron el jueves en las calles de la capital paraguaya para repudiar el incremento de los casos de crímenes contra féminas en lo que va del año en la nación sudamericana.

Convocadas a través de las redes sociales, las manifestantes se congregaron frente a la catedral de Asunción. De acuerdo con cifras oficiales, en lo que va del 2017 se han registrado 48 casos de mujeres asesinadas por sus parejas o excompañeros sentimentales, un incremento respecto a las 43 muertes de esa índole contabilizadas el año anterior.

El ministerio de la Mujer informó a The Associated Press que puso en marcha el programa #NiUnaMenos con el objetivo de prevenir nuevos casos de asesinatos contra mujeres por razones de género o femicidios.

"La policía es la primera receptora de las denuncias de feminicidio y el número de víctimas que va en aumento cada año nos preocupa porque, evidentemente, es el final de la indiscutible violencia intrafamiliar", explicó a la AP la comisario Elisa Ledesma, portavoz del cuartel central de la policía nacional.

Ana María Baiardi, ministra de la Mujer, informó en conferencia de prensa que "solo el 30% de la violencia física y un 10% de la psicológica se denuncian ante las autoridades policiales".

"Así que pedimos a la sociedad que deje constancia en la Policía de todo tipo de agresión contra las mujeres", acotó.

Selva Arellano, una de las activistas y organizadoras de la protesta, dijo a la AP que "con este tipo de movilizaciones despertamos la conciencia de las mujeres para que salgan del silencio y hagan sus denuncias de maltrato de parte de sus parejas o exnovios o exesposos".

"Debemos combatir con fuerza el flagelo del femicidio", agregó.