Las autoridades mexicanas detuvieron el miércoles a un exmiembro del Partido Revolucionario Institucional, al que pertenece el presidente, Enrique Peña Nieto, dentro de un caso de corrupción relacionado con un exgobernador fugitivo.

Alejandro Gutiérrez es sospechoso de participar en una trama para desviar unos 240 millones de pesos (12 millones de dólares) de fondos públicos para campañas políticas.

Fue detenido por la mañana por policías federales y estatales en el estado de Chihuahua, según dijo el gobernador del estado norteño, Javier Corral, en medios sociales.

“Esta aprehensión (...) contribuye al esclarecimiento de los delitos de corrupción política que se han imputado al exgobernador César Duarte Jáquez, quien acumula 10 órdenes de aprehensión en su contra”, indicó Corral, añadiendo que el caso afecta a la supuesta malversación de dinero público para la campaña electoral de 2016 del PRI.

Duarte fue gobernador de Chihuahua entre 2010 y 2016 y fue sucedido el año pasado por Corral, miembro del grupo conservador de oposición Partido de Acción Nacional.

Este año se reportó que Duarte había huido a Estados Unidos. Corral lo declaró entonces “un fugitivo de la justicia” y dijo que las autoridades pedirían una orden internacional de arresto y una orden de extradición.

Duarte, que el año pasado negó estar implicado en cualquier mala práctica, es uno de los exgobernadores del PRI que huyeron del país tras acusaciones de corrupción, en una serie de casos bochornosos para el partido.

El exgobernador de Veracruz Javier Duarte, que no está emparentado con César Duarte, fue detenido en Guatemala en abril, mientras que el exgobernador de Tamaulipas Tomas Yarrington fue detenido el mismo mes en Italia. Ambos eran miembros del PRI.