La FIFA ha vuelto a acudir a China para encontrar un patrocinador para el Mundial de Rusia.

El productor lácteo Mengniu Group ha firmado para el torneo de 2018, sumándose a las firmas chinas Hisense y Vivo en la segunda categoría de patrocinador, según anunció el miércoles el organismo que rige el fútbol mundial.

Mengniu se convierte así en “el yogur bebible y el helado preenvasado oficial del Mundial de la FIFA, y la leche y leche en polvo oficial del Mundial FIFA” para la región de Gran China, indicó la FIFA.

A menos de seis meses para el partido inaugural en Moscú, aún hay 21 plazas vacantes en el programa de 34 patrocinadores del Mundial.

La tercera categoría de patrocinadores, con 20 plazas continentales, acaba de encontrar otro participante, el ruso Alfa-Bank.

Todos los nuevos patrocinadores firmados en los últimos cinco años son de China, Rusia y Catar, anfitrión del Mundial de 2022.