Los administradores de un motel en Nebraska están acusados de mantener cautivo a un inmigrante de la India a quien obligaban a trabajar y maltrataban.

Vishnubhai Chaudhari, de 50 años y Leelabahen Chaudhari, de 44, se declararon culpables el lunes de mantener cautivo a un extranjero para beneficio personal, reportó el diario Omaha World-Herald.

Los acusados eran administradores del Motel Super 8 en Kimball, un poblado cerca de la frontera con Wyoming y Colorado.

El inmigrante cautivo, cuyo nombre no fue revelado, fue detenido por agentes de inmigración en Texas tras haber entrado a Estados Unidos ilegalmente en el 2011. Los Chaudhari pagaron su fianza en octubre de ese año y arreglaron para su traslado a Kimball, según documentos judiciales. A partir de entonces le obligaban a trabajar para ellos siete días a la semana, haciendo tareas como lavar la ropa, limpiar las habitaciones y palear la nieve, dijeron los detectives.

Los Chaudhari evitaban que los huéspedes o la policía se enteraran que el inmigrante estaba confinado allí. Leelabahen Chaudhari agredió al inmigrante en numerosas ocasiones y Vishnubhai Chaudhari amenazó con encontrarlo en caso de que se escapara, según las acusaciones.

“El tráfico de personas es la versión moderna de esclavizar a una persona para beneficio personal”, dijo Alex Khu, agente del Departamento de Seguridad Nacional. “Es exactamente lo que estas personas hicieron con esta víctima”.

Los tres se encontraban en Estados Unidos ilegalmente.

“Este caso es un recordatorio de que el trabajo forzado existe en Estados Unidos, no sólo en el exterior”, dijo el fiscal Robert C. Stuart del distrito de Nebraska.

Un huésped del motel y las agencias policiales locales ayudaron al inmigrante a escapar, informó el Departamento de Justicia, pero se negó a dar detalles sobre el paradero de la víctima por razones de privacidad.

Los Chaudhari serán sentenciados el 19 de marzo. Le han pagado 40.000 dólares en compensación a la víctima.