Un grupo de activistas israelíes están pidiendo a Israel que deje de vender armas a Honduras en medio de violentas protestas tras unas disputadas elecciones en el país centroamericano.

Un abogado representante de los activistas, Eitay Mack, envió una carta al Ministerio de Defensa de Israel pidiendo suspender o anular las ventas de armas a raíz de denuncias de violaciones de derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad hondureñas. La carta, enviada la semana pasada y obtenida el martes por la AP, fue enviada tras varias semanas de protestas por las elecciones del 26 de noviembre en Honduras. Por lo menos 14 personas han muerto en los desórdenes.

Israel no suele comentar públicamente sobre sus ventas de armas y el Ministerio de Defensa de Israel de inmediato no formuló declaraciones.

Honduras ha divulgado detalles de un contrato por 209 millones de dólares, según el cual recibirá equipos de comunicaciones, drones de espionaje y sistemas de ciberseguridad para sus agencias de inteligencia.