El déficit en la cuenta corriente comercial de Estados Unidos bajó a su menor nivel en tres años en el período entre julio y septiembre, a 100.600 millones de dólares, informó el martes el gobierno.

Fue una disminución de 19,2% con respecto al segundo trimestre que fue de 124.400 millones de dólares, informó el Departamento de Comercio. La cifra refleja un déficit reducido en productos, un superávit en servicios como los financieros y un superávit mayor en inversiones del extranjero.

La cuenta corriente es la medida más precisa sobre el intercambio comercial de un país, pues incluye no sólo productos y servicios sino también flujos de inversión y otros pagos con otros países.

El presidente Donald Trump ha prometido achicar el déficit comercial al luchar contra prácticas comerciales injustas que según él han causado la pérdida de millones de empleos en Estados Unidos.