La versión final de la propuesta de reforma fiscal prohibiría deducir de los impuestos federales el costo de acuerdos financieros confidenciales con víctimas de abuso sexual.

La cláusula, que estaba originalmente en la versión del Senado, es aplicable a acuerdos en casos de abuso sexual y acoso sexual que incluyen un acuerdo de no revelación.

Eso refleja un cambio en el Capitolio en medio a una ola de acusaciones de abuso y acoso sexual contra personal de alto nivel y, más recientemente, congresistas. La ley fiscal actual no incluye reglas específicas para acuerdos en esos casos.

En el último mes, seis legisladores se han retirado o prometido no presentarse a reelección en medio de acusaciones. Se han presentado propuestas de ley para hacer más transparente el proceso de presentación de quejas por hostigamiento en el Capitolio, incluyendo una que eliminaría las cláusulas obligatorias de confidencialidad.