Una base de la fuerza aérea británica en Inglaterra usada por la fuerza aérea de Estados Unidos fue declarada en encierro el lunes tras incidente no especificado, pero la medida concluyó cuando un hombre fue arrestado, dijeron las autoridades.

Soldados estadounidenses hicieron disparos durante el incidente en la base de la Fuerza Aérea Real en Suffolk, de acuerdo con la policía. Nadie resultó herido, aparte del detenido, que sufrió cortadas y moretones.

La naturaleza del incidente no fue revelada, aunque la prensa británica dijo que un automóvil trató de embestir las verjas perimétricas de la base RAF MIldenhall.

La policía dijo que no buscaba a ningún otro sospechoso en el sitio.

La base, ubicada unos 130 kilómetros (80 millas) al norte de Londres, alberga a unos 3.000 militares y sus familias. Estados Unidos, que usa extensivamente bases aéreas en Gran Bretaña, tiene equipo de reabastecimiento de combustible allí.

Inicialmente, el Pentágono llamó a todas las personas cerca de la base a no acercarse a la misma, pero el encierro fue levantado una hora después de reportarse la potencial amenaza. La policía en Suffolk dijo que escuelas y negocios en el área reanudaron sus actividades normales, porque no hay peligro para la comunidad.

La base fue estudiada en el 2015 por un extremista islámico que eventualmente fue sentenciado a cadena perpetua por planear un ataque contra personal militar estadounidense.

Junead Khan estaba usando su trabajo como chofer de entregas para estudiar la RAF Mildenhall y otra base de la Fuerza Aérea Real.