El ministro de Economía de Francia, Bruno Le Maire, presentó una demanda contra el gigante estadounidense del comercio electrónico Amazon por imponer relaciones injustas a sus proveedores en el país.

Las acciones legales llegan luego de una pesquisa de la Dirección General de Competencia, Consumo y Represión de Fraudes (DGCCRF, por sus siglas en inglés), el ente encargado de controlar el fraude en el país.

Le Maire busca una multa de 10 millones de euros (11,8 millones de dólares), dijo la DGCCRF en un comunicado el lunes.

Investigadores de la DGCCRF determinaron que Amazon impuso una serie de cláusulas abusivas a sus socios comerciales en Francia, incluyendo la posibilidad de cambiar o rescindir los contratos de forma unilateral.

El gobierno galo quiere “regular mejor la actividad de grandes plataformas digitales y asegurar una mayor transparencia, equilibrio y lealtad en sus relaciones con empresas”, explicó el ente.

Amazon dijo que no realiza comentarios sobre procesos judiciales.