El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, pidió el domingo a un senador estatal que renuncie debido a las acusaciones publicadas de que tuvo una conducta inapropiada hacia las mujeres.

Wolf difundió su postura sobre el senador Daylin Leach debido a un artículo que citó a expersonal de campaña y legislativo y asesores que acusaron al legislador de conducta que incluyó bromas y comentarios de alto contenido sexual hasta toqueteos inapropiados.

El gobernador describió a Leach, de 56 años, como “un líder en asuntos importantes de política” pero señaló que “ese comportamiento no tiene excusas”.

Leach, legislador desde 2003, pretende conseguir la candidatura demócrata al Congreso para el año entrante en los suburbios de Filadelfia.

En un comunicado, Leach atribuyó las acusaciones a un oponente político al que no identificó y rechazó haber tocado a mujeres en forma indebida.

“Tengo discusiones breves en lugares públicos literalmente decenas de veces al día y de esos incidentes, recuerdo uno en absoluto y apenas uno vagamente”, declaró Leach.

“Pero ambos supuestamente ocurrieron en lugares llenos de gente y cámaras alrededor. Jamás estuve solo con las mujeres implicadas. Y jamás, de ninguna manera, intencional o no, las toque en forma indebida. Eso no sucedió”, afirmó.