Un senador e hijo de uno de los hombres cercanos del dictador Alfredo Stroessner fue electo como candidato presidencial del partido gobernante de Paraguay para los comicios de 2018.

El senador Mario Abdo Benítez se impuso a Santiago Peña, exministro de Hacienda, como el candidato del oficialista Partido Colorado durante las elecciones primarias del domingo.

El tribunal electoral informó que Abdo, de 47 años, recibió 461.000 votos frente a los 397.000 de Peña, tras haberse contabilizado 6.500 de las 7.700 mesas, y que el triunfo era irreversible.

Peña reconoció su derrota y dijo que apoyará a Abdo en los comicios del 22 de abril.

El candidato presidencial del Partido Colorado comparte el nombre de su padre, Mario Abdo Benítez, quien durante 25 años se desempeñó como secretario privado del dictador Stroessner, quien gobernó Paraguay de 1954 a 1989.

“Hoy ganaron la democracia y la esperanza de un pueblo que quiere un futuro mejor”, dijo Abdo, senador desde 2013.

Su padre falleció a los 89 años y fue procesado por enriquecimiento ilícito.

“Este país está muy contaminado con el modelo autoritario”, dijo el analista político Euclides Acevedo en la radio Monumental, en referencia a la dictadura. Consideró que la “vocación de poder” del Partido Colorado hará que se una en torno a Abdo, sin importar el pasado de su familia.

El actual mandatario Horacio Cartes, que en marzo pasado fracasó en su intento para modificar la constitución que le permitiera luchar por la reelección para otro periodo de gobierno, obtuvo una candidatura para el Senado.

El opositor Partido Liberal Radical Auténtico también eligió a su candidato presidencial: el exdiputado opositor Efraín Alegre.