Una mujer británica fue hallada muerta estrangulada a borde de un camino al este de Beirut y las autoridades investigan la posibilidad de que fue agredida sexualmente, informaron funcionarios libanesas el domingo.

La cancillería británica en Londres confirmó el deceso de la mujer, una empleada de la embajada británica en Beirut. La prensa británica y amistades de ella la identificaron como Rebecca Dykes.

La familia de la mujer, en un comunicado emitido por la cancillería británica, pidió a los medios de comunicación que respeten su privacidad "en estos momentos tan difíciles".

"Estamos devastados por la pérdida de nuestra querida Rebecca. Estamos haciendo lo posible para entender qué sucedió”, dijo la familia.

El embajador británico en el Líbano, Hugo Shorter, emitió un comunicado afirmando que “la embajada entera está profundamente aturdida y acongojada. Nuestros pensamientos están con la familia de Becky, son sus amistades y colegas”.

Una fuente del departamento forense dijo a The Associated Press que las autoridades investigan la causa exacta de deceso y la posibilidad de que fue violada. La fuente dijo que la mujer, de unos 30 años de edad, había sido estrangulada con una soga.