Un policía de Baltimore acusado de robarle dinero a civiles ya había sido objeto de una investigación similar en el 2009, revelaron las autoridades.

En ese entonces, según el Baltimore Sun, Jemell Rayam estaba siendo investigado por denuncias de que mintió sobre el robo de 11.000 dólares de un hombre detenido en una parada de tránsito. Rayam fue exonerado en ese entonces y ascendido a una unidad de elite.

En octubre Ryam se declaró culpable, junto con otros siete colegas suyos.

El caso ha tenido un enorme impacto en el sistema judicial de Baltimore. La fiscalía ha tenido que desestimar más de 100 casos en que los agentes investigados participaron.