Miles de personas salieron a las calles el domingo en la capital de Ucrania para exigir la salida del gobierno.

La manifestación fue dirigida por Mijaíl Saakashvili, otrora presidente de Georgia y ahora líder opositor en Ucrania.

Los manifestantes marcharon por Kiev hasta llegara la Plaza de la Independencia, donde pidieron juicio político al presidente Petro Poroshenko.

Los alzados intentaron tomar un edificio público aledaño a la plaza, rompiendo las ventanas y tratando de violentar las puertas, pero la policía les pidió el acceso.

Saakashvili fue gobernador de la región ucraniana de Odessa pero renunció, acusando a Poroshenko de frustrar sus intentos de erradicar contra la corrupción.

El mes pasado fue brevemente detenido, acusado de conspirar con empresarios ucranianos vinculados a Rusia para tratar de derrocar a Poroshenko. Fue dejado en libertad poco después.