Insurgentes talibanes atacaron el domingo puestos de control en la provincia sureña de Helmand matando a 11 policías, dijo un funcionario afgano.

Las fuerzas afganas repelieron finalmente el ataque registrado a primera hora del domingo en la capital de la provincia, Lashkar Gah, dijo Omar Zwak, portavoz del gobernador de la región. Los insurgentes también sufrieron bajas, explicó aunque sin proporcionar una cifra.

Los talibanes, que tienen una fuerte y creciente presencia en Helmand, se atribuyeron la autoría del ataque. Los insurgentes perpetran ataques casi diarios en toda la nación, principalmente contra las fuerzas de seguridad.