Más de una tercera parte de los empleados del Departamento del Interior dijeron haber sufrido acoso o discriminación en el último año, afirmó la dependencia el jueves en un informe sobre sus condiciones laborales.

Los resultados de un sondeo anónimo a los casi 70.000 empleados del departamento muestran que el 8% reportaron haber sido víctimas de acoso sexual, y el 16% dijeron haber sufrido acoso con base en su género. Más del 9% describieron padecer acoso con base en su raza o su etnia.

Unos 450 empleados experimentaron alguna forma de violencia sexual, incluidos toqueteos indeseados, sexo forzado o intento de sostener relaciones sexuales, según el informe.

El sondeo se llevó a cabo de enero a marzo de 2017 y cubrió el período de 12 meses antes de que fuera completado. Más de 28.000 empleados participaron.

Ryan Zinke, el secretario del Interior, publicó las cifras correspondientes al Servicio de Parques Nacionales hace dos meses en una conferencia de prensa en el Gran Cañón, con el fin de atender las quejas generalizadas de acoso y discriminación laboral dentro de la agencia.

Los investigadores federales han hallado problemas en muchos de los parques nacionales más importantes del país, incluidos Yosemite, Yellowstone y la Costa Nacional Cañaveral en Florida. Un escándalo de acoso sexual en el Gran Cañón obligó a retirar al supervisor del parque en mayo de 2016.

En un comunicado, Zinke dijo el jueves que tiene “cero tolerancia para cualquier tipo de acoso en el trabajo”, y añadió que les pidió a los líderes de departamentos que se movilicen con rapidez “para mejorar la rendición de cuentas y la transparencia con relación a este comportamiento absolutamente intolerable”.

___

Brown reportó desde Billings, Montana.