Panamá estableció el jueves un centro humanitario para ayudar a atender emergencias ante desastres naturales y de otra índole en América Latina y el Caribe.

El presidente Juan Carlos Varela sancionó la ley que crea esa instalación regional en el marco de una reunión con sus colegas de América Central sobre democracia e integración.

El centro ocupará un área de 6,12 hectáreas en una zona a la entrada del Pacífico panameño desde donde se recibirán y redistribuirán insumos y equipos en momentos de emergencias en la región. Este año las naciones del Caribe fueron golpeadas por potentes huracanes, en tanto que México sufrió los efectos de dos devastadores terremotos.

Este el primer centro de ayuda regional en América Latina, según el gobierno. Otras instalaciones de su tipo operan en Emiratos Árabes Unidos, España, Italia y Malasia.