México insistió el jueves para que Estados Unidos le comparta más información sobre las estructuras financieras que los carteles narcotraficantes han establecido al norte de la frontera común.

Estados Unidos dijo estar comprometido a colaborar en el esfuerzo conjunto pero anunció que comenzará a compartir información biométrica sobre mexicanos convictos en Estados Unidos y repatriados.

Al participar en la segunda edición de un diálogo binacional para desmantelar las organizaciones criminales trasnacionales, el procurador general interino de México Elías Beltrán dijo que para combatir el crimen trasnacional es necesario conocer la estructura de estas organizaciones en ambos países.

“Requerimos compartir información para saber qué están haciendo las organizaciones en Estados Unidos para ser contundentes en su desmantelamiento”, dijo durante una conferencia de prensa conjunta ofrecida por funcionarios de ambos gobiernos.

Ambos gobiernos acordaron que la policía fronteriza estadounidense (ICE, por sus siglas en inglés) compartirá con las autoridades mexicanas las fichas criminales e información biométrica de mexicanos repatriados, detalles sobre más de 350 sentencias y cualquier vínculo a pandillas.

La secretaria de seguridad nacional Kirstjen Nielsen dijo que el acuerdo busca “ayudar a ambos lados a entender mejor las amenazas y tal vez a entender quién es blanco de esa violencia”, generada por el crimen organizado.

El procurador general Jeff Sessions calificó la situación actual como una crisis sin precedentes.

“Sabemos que podemos hacerlo mejor. Estamos viendo en Estados Unidos más oferta de drogas, drogas a precios más bajos y de mayor pureza”, indicó. “Estamos comprometidos con estos esfuerzos y creo que podemos y seremos exitosos”.

Sessions agregó que una de sus prioridades en la lucha contra el narcotráfico internacional es el desmantelamiento de laboratorios que procesan precursores químicos de drogas sintéticas en México para “garantizar que no se conviertan en un gran problema. Creo que podemos progresar mucho”.

Estados Unidos vive una crisis con opioides sintéticos -en particular el fentanilo- que sólo en 2016 causó 64.000 muertes.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugolal