El número de cubanos que se registraron en Florida para recibir asistencia pública bajó drásticamente después que se dio por termina una política de inmigración en enero, dijeron autoridades del estado el miércoles.

En un reporte en el Tampa Bay Times, el Departamento de Niños y Familias de Florida dijo que el promedio mensual de cubanos registrándose para asistencia cayó a menos de 550 desde junio hasta octubre. Eso es apenas un décimo de los 5.400 que se estaban registrando cada mes como promedio antes de que Barack Obama pusiese fin a la política conocida como “pies mojados-pies secos” en una de sus últimas medidas como presidente. La política permitía que la mayoría de los cubanos que llegaban sin permiso al país se quedasen si llegaban a tierra firme.

La Guardia Costera dijo que solamente 31 cubanos han sido capturados en alta mar tratando de llegar a Estados Unidos en este año fiscal, y luego fueron repatriados.