Las cúpulas republicanas de las dos cámaras legislativas estadounidenses acordaron un proyecto de reforma fiscal el miércoles, lo que allana el camino a una votación la semana entrante para reducir los impuestos a las empresas y dar pequeños recortes a muchos estadounidenses a partir del año entrante.

Fuentes republicanas, que pidieron no ser identificadas porque no estaban autorizadas para hablar públicamente sobre las negociaciones privadas, dijeron que los legisladores aceptaron el paquete final en principio.

Hay algunos detalles que deben ser finiquitados, pero lo más probable es que esta semana se devele el acuerdo bicameral, dijeron las fuentes.

Cuando se le preguntó si existe un acuerdo en principio sobre los recortes de impuestos, el senador republicano por Utah, Orrin Hatch, respondió: "Es más que eso. Creo que tenemos un acuerdo bastante bueno".

Sería la primera victoria legislativa del presidente Donald Trump en el Congreso. Prominentes dirigentes republicanos como el presidente de la cámara baja Paul Ryan también alcanzarían una meta trazada hace mucho: reformar un código fiscal lleno de exenciones.

La oposición demócrata y muchos expertos estiman que la reforma mayormente beneficiará a los ricos y a las grandes empresas.

El jefe del bloque de senadores demócratas, Chuck Schumer, dijo que se debería aplazar la votación final hasta que asuma el senador electo por Alabama, el demócrata Doug Jones.

"Sería un error que los senadores republicanos obliguen a votar sobre este proyecto impositivo sin que el senador electo por Alabama tenga la oportunidad de emitir su voto", dijo Schumer a la prensa. "Eso es exactamente lo que dijeron los republicanos cuando (el senador republicano por Massachusetts) Scott Brown fue elegido en 2010".

Trump se dedicaba el miércoles a promover la medida, rechazada por muchos. Presentará según sus colaboradores un "alegato final al pueblo estadounidense" desde el vestíbulo de la Casa Blanca, para explicar cómo los cambios beneficiarían a familias de clase media como las que lo acompañarán, de Pennsylvania, Ohio, Virginia, Iowa y el estado Washington.