En menos de 24 horas, el caso del ataque fallido contra una estación del metro en Nueva York quedó esclarecido, luego de un allanamiento del apartamento del atacante y las propias declaraciones de éste.

Akayed Ullah, que debe comparecer en la corte el miércoles, dejó claro en el hospital que su objetivo era castigar a Estados Unidos por atacar al Estado Islámico, dijo el fiscal federal Joon Kim. Un allanamiento del apartamento del inmigrante de Bangladesh encontró material para fabricar bombas, incluyendo varios tornillos como los hallados en la escena del ataque.

"Su motivación no era un misterio”, dijo el fiscal.

Kim dijo que Ullah escogió la hora pico del lunes para maximizar bajas en su deseo de “matar, lisiar y destruir”.

Ullah, de 27 años, lanzó el ataque “con el corazón lleno de odio y propósitos malignos” y luego de estudiar por un año cómo fabricar una bomba y planear su misión durante semanas, dijo Kim.

La bomba fue ensamblada en la semana última, usando fragmentos de un tubo de metal, una batería y una luz navideña, además de los tornillos, dijeron las autoridades.

El acusado, que sufrió quemaduras a causa de la bomba, al parecer esperaba morir, “tomando tantas vidas inocentes como fuese posible, pero afortunadamente su bomba no hirió seriamente a nadie, aparte de él mismo”, dijo Kim.

Ullah fue influenciado por los sermones escritos de un clérigo musulmán radical en Bangladesh, pero parece que no tenía vínculos directos con grupos extremistas, dijeron funcionarios bangladeshís el miércoles.

Fue acusado con proveer apoyo material a un grupo terrorista, uso de un arma de destrucción masiva y tres cargos relacionados con bombas. Pudiera ser sentenciado a cadena perpetua.

Con la tragedia evitada y la creciente certidumbre de que Ullah actuó por su cuenta, la atención se tornó a cómo proteger mejor el vasto sistema de transporte de Nueva York y la difícil tarea de cómo identificar a tiempo a aquellos deseosos de lanzar ataques.

La seguridad “requiere la ayuda de todos los miembros del público”, dijo el comisionado de la policía James O'Neill. "Requiere vigilancia”.

Antes del atentado cometido el lunes por la mañana, Akayed Ullah colocó un mensaje en Facebook: "Trump, no eres capaz de proteger a tu propio país”, según el prontuario criminal.

Horas después de la explosión el presidente Donald Trump esgrimió el origen étnico del agresor para justificar su pedido de limitar la entrada de extranjeros al país.

Ullah vino a Estados Unidos desde Bangladesh en el 2011 con una visa disponible a ciertos parientes de ciudadanos estadounidenses.