La vicegobernadora Tina Smith fue designada el miércoles para reemplazar a Al Franken como senadora por Minnesota hasta que se realice una elección especial en noviembre, cuando deberá librar una ardua batalla para quedarse en ese escaño.

Al designar a Smith, el gobernador de Minnesota Mark Dayton coloca a su asesora de confianza en la posición de Franken, quien tuvo que renunciar ante una serie de acusaciones de conducta sexual inapropiada.

Smith se había negado a postularse para gobernadora, lo que suscitó dudas de si lanzaría una campaña por el Senado que la proyectara a la escena nacional. Pero los demócratas en Washington presionaron a Dayton para asegurar que el puesto sea utilizado como trampolín para la elección de noviembre.

No está claro cuándo irá Smith a Washington. Franken, quien renunció bajo presión de su partido después que al menos ocho mujeres lo denunciaron por acoso sexual, anunció el jueves que concretará su renuncia “en las próximas semanas”. Su oficina dijo el martes que aún no había fijado fecha.

La designación no alterará la relación de fuerzas en el Senado, ya que tanto Smith como Franken son demócratas.

Smith, de 59 años, fue la jefa de despacho y colaboradora de confianza de Dayton durante cuatro años, antes de pasar a ser su compañera de fórmula en 2014. Dayton siempre la ha tratado como su par en la función, lo que dio lugar a especulaciones de que la preparaba para sucederlo.

La trayectoria de Smith es poco convencional. Nativa de Nuevo México, se graduó de la Universidad de Stanford y obtuvo su maestría administración de empresas en Dartmouth. Un puesto con la empresa de alimentos General Mills la llevó a Minnesota, donde creó su propia firma de mercadeo y asesoría política.

La contienda por los dos últimos años de la banca de Franken sin duda será una de las más observadas del país. Los republicanos han mencionado al ex gobernador Tim Pawlenty como posible candidato, pero se dice que tendrá varios rivales en su partido.

Smith ha sido directiva de Planned Parenthood, una organización de clínicas comunitarias que proporcionan información y asistencia para el control de natalidad y el aborto, enfermedades de transmisión sexual y asuntos afines, y sin duda los republicanos lo utilizarán en su contra en la campaña.