Human Rights Watch exhortó el miércoles a las autoridades de Burundi a dejar en libertad a un activista detenido o a que por lo menos le digan cuáles son los cargos en su contra.

Nestor Nibitanga lleva detenido desde el 21 de noviembre. Fue arrestado en su vivienda en la provincia de Gitega y llevado al cuartel del servicio de inteligencia en la capital, Bujumbura, antes de ser trasladado a la cárcel, dijo el grupo de derechos humanos.

Ida Sawyer, de Human Rights Watch, denunció que la detención de Nibitanga es parte de una ofensiva más amplia contra periodistas y activistas en la nación del oriente de África.

Nibitanga trabajaba para la Asociación por los Derechos Humanos y en Defensa de los Detenidos.

No hubo de inmediato comentario de las autoridades de Burundi.

El país ha estado convulsionado desde abril del 2015, cuando el presidente Pierre Nkurunziza decidió postularse a un tercer período pese a acusaciones de que eso no está permitido. Cientos de personas han muerto en protestas desde entonces.