La Unión Europea acordó el miércoles establecer cuotas que aseguren una pesca más sostenible en el Atlántico nororiental y en el Mar del Norte, pero los ecologistas insisten en que el bloque está lejos de su objetivo de acabar con la sobrepesca en 2020.

Tras maratonianas conversaciones que concluyeron en la madrugada del miércoles, los ministros de Pesca del bloque acordaron añadir nueve cuotas _ para capturas de determinadas especies en zonas geográficas concretas _ sostenibles, lo que eleva a 53 el total de cupos. Apenas nueve años atrás, cuando varias especies estaban amenazadas con su extinción comercial, el número de cuotas ascendía a cinco.

“Cada año nos acercamos cada vez más a nuestro objetivo de pesca sostenible, y esto supondrá una recompensa sustancial en el largo plazo”, dijo el comisario de Pesca de la UE, Karmenu Vella.

Lasse Gustavsson, del grupo ecologista Oceana, señaló que el "progreso realizado hasta el momento es insuficiente" para terminar con la sobrepesca en el bloque en 2020.