Al menos 15 personas murieron y más de 30 resultaron heridas en un supuesto bombardeo de la coalición que lidera Arabia Saudí sobre la capital de Yemen, controlada por los rebeldes, según dijeron el miércoles rebeldes yemeníes.

El blanco de los ataques aéreos, ocurridos el martes por la noche y el miércoles por la mañana, era un campamento militar rebelde, según indicaron fuentes rebeldes el miércoles.

Varios edificios resultaron dañados y había decenas de personas atrapadas bajo los escombros, indicaron. Las fuentes hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a los medios.

La coalición de liderazgo saudí combate desde 2015 contra los rebeldes chiíes respaldados por Irán, conocidos como hutíes. En un primer momento no fue posible contactar con la coalición para pedir comentarios.

Unas 10.000 personas han muerto y 3 millones se han visto desplazadas por la guerra civil yemení, que ha dejado el país al borde de la hambruna. Las tensiones han escalado en las últimas semanas después de que los hutíes mataran al expresidente Ali Abdullah Saleh, un antiguo aliado.