Un experto independiente del principal organismo de derechos humanos de la ONU dijo el martes que pidió al gobierno venezolano que dejara en libertad a más de 20 personas detenidas y que tiene esperanzas de que Venezuela permita el ingreso de otros expertos de las Naciones Unidas.

Alfred de Zayas dijo que se reunió con 16 ministros venezolanos, organizaciones de oposición y "víctimas de represión" durante lo que calificó como la primera visita de un experto en derechos humanos de la ONU a Venezuela desde 1996.

"He logrado abrir las puertas", dijo Zayas en conferencia de prensa. "Después de 21 años, Venezuela ha aceptado que un experto de la ONU pase ocho días allí".

Señaló que el gobierno no le causó ningún “problema”.

De Zayas dijo también que entregó al gobierno recomendaciones recogidas en seis páginas, y que Venezuela ya había cumplido con una de ellas al aceptar cooperar con algunas agencias de la ONU, aunque no dijo cuáles.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro ha enfrentado acusaciones de socavar la democracia venezolana al encarcelar a disidentes y usurpar poderes de la Asamblea Nacional, que es controlada por la oposición.

El país enfrenta una desbocada inflación y desabasto de alimentos y medicinas.

“Una cosa que le pedí al gobierno fue la liberación de más de 20 personas que actualmente se encuentran detenidas”, comentó De Zayas.

“Estoy optimista de que invitarán a otros relatores, y creo que es algo que les beneficia”, añadió.

De Zayas reconoció que enfrentó críticas de algunos grupos activistas, incluido UN Watch, que alegaron que el experto realizaba una investigación “falsa” durante su estadía en Venezuela.

El experto visitó ese país durante una gira por Latinoamérica realizada entre el 26 de noviembre y el 9 de diciembre.

De Zayas señaló que “siempre ha sido escéptico de dar nombres y señalar” a los gobiernos. Afirmó que las acusaciones de que hay una crisis humanitaria en Venezuela son una “hipérbole” y “una exageración”.

El Consejo de Derechos Humanos, organismo respaldado por la ONU, lo nombró experto en “la promoción del orden internacional democrático e igualitario”, y el próximo año le entregará a la asamblea un informe sobre su visita.