Un sindicato convocó el martes a los pilotos alemanes de la aerolínea económica Ryanair a la huelga en demanda de menores salarios y condiciones de trabajo, en tanto el personal irlandés de la empresa votó por tomar medidas de fuerza el 20 de diciembre.

El sindicato alemán Cockpit dijo que los paros en Alemania se producirán “en cualquier momento a partir de ahora”, pero aclaró que no los habrá el 23 y 26 de diciembre por la tarde.

Cockpit espera obligar a Ryanair a negociar “condiciones de trabajo y salariales adecuadas al mercado” para los pilotos. Dijo que busca condiciones similares a las de la alemana TUIFly, que maneja una flota de Boeing 737 como Ryanair.

“Los sindicatos de pilotos italianos y portugueses han amenazado con paro en los próximos días”, dijo Cockpit. Y el sindicato irlandés Impact dijo que los pilotos en el país votaron un día de medidas de fuerza para el 20 de diciembre en el que participarán sobre todo los capitanes.

El presidente de Cockpi, Ilja Schulz, dijo que daba a Ryanair una última oportunidad de declararse dispuesto a negociar y así evitar las huelgas.

La aerolínea dijo que no había sido avisado de medidas de fuerza por los pilotos en Alemania y sospechaba que era “más bien un acto de relaciones públicas” del sindicato.

“Si hay tales medidas, Ryanair las enfrentará, pero no trataremos con ni reconoceremos” el sindicato Cockpit, “independientemente de las medidas que tomen, si es que lo hacen”, dijo la empresa en un comunicado por email.