SpaceX postergó el matres el lanzamiento de su próxima carga de enseres para la tripulación de la Estación Espacial Internacional, y aspira a usar un cohete reciclado para la misión.

El cohete reciclado, llamado Falcon, voló por primera vez en junio. La cápsula con los suministros, llamada Dragon, también fue usada anteriormente: en el 2015.

Será la primera vez en más de un año en que se usa la plataforma de lanzamiento de Cabo Cañaveral, donde un cohete estalló en el 2016. SpaceX dice que hay que revisar la estructura con más detenimiento y que el lanzamiento será el miércoles a las 11:24 a.m. (1624 GMT).

Al igual que la vez anterior, SpaceX tratará de que el cohete regrese a Tierra y aterrice en Cabo Cañaveral, para poder volver a usarlo. El director ejecutivo de la compañía, Elon Musk, está tratando de reducir los costos al reciclar los cohetes.

La cápsula Dragon contiene unos 2.200 kilos (5.000 libras) de suministros, inclusive material para un experimento que desea realizar la empresa cervecera Budweiser.