Una nueva encuesta de opinión encontró entre los palestinos una oposición abrumadora al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por el presidente estadounidense Donald Trump.

Según la encuesta, el 91% considera la declaración de Trump de la semana pasada una amenaza a los intereses palestinos. El 45% cree que los palestinos deberían interrumpir todos los contactos con Estados Unidos, presentar una demanda ante la Corte Penal Internacional e iniciar una insurrección armada.

Si bien Trump dijo que su declaración no prejuzga sobre las futuras conversaciones acerca del estatus de Jerusalén, el 72% de los encuestados creen que su gobierno no presentará un plan de paz. También halló amplia desconfianza entre los aliados árabes de los palestinos.

El sondeo, realizado por el respetado Centro Palestino de Investigaciones Políticas y Encuestas, abarcó a 1.270 adultos y tuvo un margen de error de tres puntos.