El partido de la líder francesa de ultraderecha Marine Le Pen fue acusado de malversar fondos del Parlamento Europeo para pagar a asesores parlamentarios que habían labores políticas para el Frente Nacional.

El partido fue acusado de complicidad en abuso de confianza como persona jurídica, cinco meses después de que Le Pen fuera acusada a título personal, según indicó el martes un funcionario judicial.

El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a comentar el tema de forma pública.

Además de Le Pen, los investigadores sospechan que otros legisladores del Frente Nacional utilizaron a asesores legislativos para las actividades políticas del gobierno cuando estaban a sueldo del Parlamento Europeo.

Le Pen ha perdido presencia en la esfera política desde que fuera la favorita en las elecciones presidenciales en Francia. Ella rechaza todos los cargos.