Cuba insiste a Washington para que elimine la Ley de Ajuste

  • Buscan "un flujo migratorio legal, seguro y ordenado" entre ambos países.
  • Se ha iniciado una nueva ronda de conversaciones migratorias.
  • Obama suspendió las conversaciones por la detención de Alan P. Gross.

El gobierno de Cuba insistió este jueves a Estados Unidos que es necesario derogar la Ley de Ajuste Cubana y la política de "pies secos-pies mojados" para lograr "un flujo migratorio legal, seguro y ordenado" entre ambos países.

Constituyen el principal estímulo a las salidas ilegales En una declaración a la prensa, la delegación cubana en la nueva ronda de conversaciones migratorias con Washington expresó que ambas medidas "constituyen el principal estímulo a las salidas ilegales y los arribos irregulares de ciudadanos cubanos al territorio norteamericano".

La declaración isleña fue divulgada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, al concluir las pláticas celebradas este jueves.

La delegación estadunidense estuvo encabezada por el subsecretario asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee, y la cubana por la directora general de Estados Unidos de la Cancillería, Josefina Vidal.

El texto dijo que la reunión se desarrolló "en un ambiente respetuoso".

Analizaron el estado de cumplimiento de los acuerdos migratorios bilaterales de 1994 y 1995, incluidas las medidas emprendidas por ambas partes para enfrentar la emigración ilegal y el contrabando de emigrantes.

Cuba aprovechó la oportunidad para actualizar a su contraparte sobre la implementación de sus nuevos procedimientos migratorios, así como acerca de los acuerdos en la materia firmados con otros países de la región.

"Durante los contactos sostenidos en el marco de la ronda migratoria, la delegación cubana expresó su disposición a continuar los intercambios sobre temas de interés mutuo por su importancia para los dos países", concluyó el texto.

El miércoles el Departamento de Estado declaró que estas conversaciones, retomadas por segunda vez desde enero de 2011, no representan ningún cambio en la política de Estados Unidos hacia Cuba.

Conversaciones suspendidas desde 2003

Washington y La Habana celebraron, en junio y septiembre pasados, conversaciones sobre la posible reanudación del servicio postal, interrumpido tras el embargo económico de medio siglo de Estados Unidos a la isla.

El ex presidente George W. Bush suspendió en 2003 las conversaciones migratorias, que eran realizadas dos veces al año desde 1995.

Su sucesor Barack Obama las reanudó en 2009, pero las suspendió de nuevo después de que Cuba arrestó el 3 de diciembre del 2009 al contratista estadunidense Alan P. Gross, condenado aquí a 15 años de prisión acusado de atentar contra la seguridad del Estado cubano.