Fuertes lluvias y vientos azotaron Croacia, inundando algunas carreteras y dejando un muerto el lunes, dijo la televisión estatal croata.

La televisora agregó que el hombre murió en el noroeste de Croacia tras caerse de una escalera. El hombre estaba tratando de reparar daños en su casa causados por el tiempo, cuando de pronto el viento tumbó la escalera donde estaba.

Lluvias torrenciales también han hecho que ríos se desborden en el área e inunden carreteras.

En la vecina Eslovenia, unas 1.000 personas se quedaron sin electricidad cerca de la capital, Ljubljana, y hay casas y carreteras inundadas en la costa del Adriático.

En algunas zonas se escucharon sirenas de emergencia para advertir a gente sobre los peligros de árboles desarraigados y ramas aventadas por el viento.

Se prevé que siga lloviendo en los próximos dos días.