Las autoridades peruanas emitieron el lunes una alerta sanitaria por la presunta contaminación con salmonela de productos lácteos infantiles procedentes de Francia.

En una conferencia de prensa, Luis del Carpio, la máxima autoridad de la Dirección General de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria, advirtió que “podría haber productos contaminados en supermercados”, recomendó a la población no consumirlos y dispuso la inmovilización de las presentaciones de la leche Gloria Infant Stage 3 con vencimiento de junio a noviembre de 2019.

Las autoridades peruanas reaccionaron ante la alerta emitida el domingo por el gobierno francés, el cual dispuso la masiva retirada de leches infantiles fabricadas por el grupo Lactalis, de ese país, por el riesgo de contaminación con salmonela y que estaban dirigidas a Francia, Perú y Colombia, entre otros países.

En un comunicado el grupo Gloria, que importa el producto de Lactalis en Perú, negó que tales presentaciones tengan algún riesgo para la salud aduciendo que “no están afectas a la sospecha de contaminación de salmonela y pueden seguir siendo comercializadas” ya que el alerta del gobierno francés se refería a “cuatro lotes que aún no habían sido enviados a Perú”.

La salmonela suele producir graves infecciones intestinales que pueden poner en riesgo la salud especialmente de niños, ancianos y personas con un sistema inmunológico débil.

La autoridad de salud informó que el producto eventualmente podría haber llegado al alcance de los consumidores peruanos, a quienes recomendó que en caso de haber ingerido y evidenciar síntomas como dolor de cabeza, náuseas, vómito o dolor de estómago se dirijan cuanto antes al centro médico más cercano.

También llamó al grupo Gloria para que coordine con la aduana e impida el ingreso a Perú de nuevos lotes del producto infantil.

En Colombia, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) aseguró el lunes en un comunicado que la leche referida no ingresó al país.

El organismo señaló que los productos tienen registro sanitario en Colombia, pero afirmó que no fueron importados en 2017 al país.