Miles de pacientes en Bolivia se encuentran sin atención médica desde hace 20 días por un paro de galenos en rechazo a una reforma legal que analiza el Legislativo y que endurece las penas por mala praxis.

Toda la red pública de hospitales y centros de salud están paralizados y sólo se realizan atenciones y cirugías de emergencia. El lunes anunciaron su adhesión a la protesta las clínicas y consultorios privados por dos días, informó el Colegio Médico.

El fin de semana fracasó otro intento de negociación entre el gobierno, los legisladores y el gremio de médicos, que anunciaron que volverán a protestar en las calles.

El nuevo Código Penal que analiza el Legislativo eleva las penas de cárcel hasta seis años, la suspensión del ejercicio médico y obliga al resarcimiento de daños en los casos probados de “imprudencia, negligencia, impericia, inobservancia de protocolos, reglamentos o deberes inherentes al ejercicio” médico.

Además, el gremio de médicos se opone a la creación de un organismo estatal de fiscalización del sector. “Estamos en contra de que se criminalice el acto médico”, dijo el presidente del gremio de médicos de La Paz, Luis Larrea.

Los galenos afirman que la reforma penal los coloca en una situación de “indefensión” sobre todo en los hospitales públicos donde hay grandes carencias en cuanto a equipamiento, según Larrea.

No obstante, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, dijo que la reforma penal no se modificará.

La protesta ha puesto en el debate el estado de la salud pública en Bolivia. Un informe publicado en mayo por la revista británica especializada The Lancet sobre acceso y calidad sanitaria en 195 países colocó a Bolivia en los peldaños más bajos en el continente junto a Ecuador, Paraguay, Guatemala y Honduras.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó en un informe de octubre que los servicios de salud en Bolivia mejoraron en un 20%, “cinco veces más que la región, que reportó 4% de crecimiento” hasta 2016, según dijo el representante de esa organización en el país, Fernando Leanes.