Activistas quemaron banderas estadunidenses e israelíes frente a la embajada de Estados Unidos en Yakarta el lunes, en el cuarto día de protestas en la nación musulmana contra la decisión del presidente Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Varios cientos de manifestantes de un grupo islamista protestó ante la legación diplomática, quemando las enseñas e imágenes de Trump y del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. El tamaño de la concentración distaba mucho de los varios miles de personas que mostraron su disconformidad con la decisión durante el fin de semana.

Se registraron protestas similares en otras ciudades de Indonesia, el país musulmán más poblado del mundo.

El presidente de Indonesia, Joko "Jokowi" Widodo, condenó de forma contundente la decisión de Trump, que calificó de violación de las resoluciones de Naciones Unidas.

Indonesia siempre ha sido un firme defensor de los palestinos y no mantiene relaciones diplomáticas con Israel.