Corea del Sur añadió el lunes a varios grupos e individuos norcoreanos a su lista de sanciones en un acto principalmente simbólico que es parte de sus esfuerzos para obstaculizar el financiamiento a los programas armamentísticos de Corea del Norte.

El gobierno señaló que se sumaron 20 grupos norcoreanos, entre ellos varios bancos y compañías, así como 12 individuos.

Seúl es de los primeros países en responder con nuevas sanciones al lanzamiento de un misil norcoreano el 29 de noviembre. Aunque las acciones son básicamente simbólicas debido a que las transacciones entre las dos naciones están prohibidas desde hace años, el gobierno espera que el movimiento incentive a la comunidad internacional a hacer lo mismo.

La medida “le recordará a la comunidad internacional los riesgos de realizar transacciones con los grupos e individuos”, dijo el portavoz del ministerio de Unificación de Corea del Sur, Baek Tae-hyn, durante un informe a la prensa.

Las entidades sancionadas incluyen al Banco Comercial Internacional Rason y al Grupo Industrial Korea Zink. Los individuos son funcionarios norcoreanos que trabajan en los bancos o compañías del país con sede en China, Rusia, Vietnam y Namibia.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas ha exhortado al resto del mundo a cortar sus vínculos comerciales y diplomáticos con Pyongyang.

El mes pasado, Corea del Norte realizó un lanzamiento de prueba del misil más potente de su historia, un misil balístico intercontinental que podría alcanzar la costa este de Estados Unidos.

Por separado el lunes, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón iniciaron ejercicios de rastreo de misiles durante dos días en respuesta a las amenazas nucleares de Corea del Norte.