La mayoría de los líderes republicanos en Alabama dijeron que planean votar el martes por Roy Moore, el candidato del partido a un escaño en el Senado federal por ese estado y que ha sido acusado de abuso sexual de niñas. Los señalamientos en contra del exjuez han impulsado a otros republicanos en todo Estados Unidos a decir que nunca se le debería permitir incorporarse al Senado.

"He declarado públicamente y en privado durante el último mes que, a menos que se demuestre que estas acusaciones son verdaderas, seguiré planeando votar por el candidato republicano, el juez Roy Moore", escribió el secretario de gobierno de Alabama John Merrill en un mensaje enviado a The Associated Press. "Ya he emitido mi voto en ausencia y he votado por el juez Moore".

Moore, de 70 años, enfrenta múltiples señalamientos de conducta sexual inapropiada, incluso acusaciones de que abusó sexualmente de dos adolescentes y de haber buscado relaciones románticas con varias mujeres más mientras tenía 30 y tantos años. Moore ha negado las acusaciones.

Las acusaciones contra Moore han dejado a muchos electores y líderes del Partido Republicano en un dilema. Los votantes se enfrentan a la decisión de votar por Moore, acusado de abusar sexualmente de adolescentes hace décadas cuando era fiscal de condado, o de enviar al demócrata Doug Jones a Washington, lo que reduciría la ya precaria mayoría republicana en el Senado.

También podrían escribir otro nombre en las boletas o simplemente abstenerse de votar. Mientras tanto, la mayoría de los políticos republicanos en el estado deben postularse para la reelección el año que viene, cuando se enfrentarán en las urnas a la entusiasta base electoral de Moore.

The Associated Press intentó averiguar cómo planean votar los líderes republicanos de Alabama. La mayoría de ellos respondieron, mientras que otros han declarado públicamente sus planes durante actos públicos o bien a otros medios de comunicación.

Sin embargo, varios funcionarios no respondieron a las llamadas, correos electrónicos o mensajes de texto enviados por la AP. Entre ellos se encuentran los congresistas federales Martha Roby, Mike Rogers y Gary Palmer, así como el tesorero estatal Young Boozer y el presidente de la Cámara de Representantes del estado, Mac McCutcheon.

Los funcionarios estatales que dijeron que tenían la intención de votar por Moore a menudo mencionaron la necesidad de mantener el asiento en manos republicanas.

El sábado, el presidente Donald Trump reafirmó su apoyo a Moore para las elecciones del martes, asegurando que su rival Doug Jones, se opondría a "lo que debemos hacer" por la nación.

Trump, en un tuit por la mañana y horas después de impulsar la campaña de Moore durante un mitin en Florida, enmarcó la carrera como un referéndum sobre sus propios esfuerzos por reformar al país. Dijo que Jones trabajaría junto a los demócratas en el Capitolio para oponerse a la agenda política del presidente republicano.

___

Los periodistas de The Associated Press Matthew Daly, Sadie Gurman y Donna Cassata en Washington DC contribuyeron para este despacho