El organismo de Naciones Unidas para la infancia advirtió el domingo que 137 niñas y niños atrapados en un suburbio bajo control rebelde cerca de la capital siria necesitan ser evacuados inmediatamente en medio de un asedio devastador en el que supuestamente cinco ya han muerto por la falta de atención médica.

El suburbio oriental de Ghouta, que alberga a 400.000 residentes, ha sido asediado desde 2013 y las condiciones humanitarias se han deteriorado drásticamente en medio de la violencia que se intensificó desde el 14 de noviembre. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que al menos 202 personas, entre ellas 47 niños, han muerto desde entonces.

La zona, el último bastión rebelde que queda cerca de la capital, Damasco, es técnicamente parte de una "zona de desescalada", que Rusia negoció a principios de año. Los ceses del fuego negociados con la intermediación de Rusia se han mantenido en gran parte en otros lugares de Siria, pero ha habido pocos avances hacia una solución política del conflicto que ya ha cobrado casi 400.000 vidas desde que comenzó en 2011.

Los delegados de la oposición y del gobierno de Siria están en Ginebra para una nueva ronda de conversaciones auspiciadas por la ONU después de un receso breve. La delegación gubernamental ha protestado por la insistencia de la oposición de que el presidente Bashar Assad esté fuera de cualquier período de transición en el futuro.

Tras unos días de ausencia, la delegación gubernamental regresó a Ginebra el domingo para las conversaciones, que se reanudarán el lunes.

En su declaración del domingo, la UNICEF dijo que sus trabajadores humanitarios describieron una de las peores situaciones de salud desde que comenzó el conflicto en 2011, durante un inusual convoy internacional de ayuda a un vecindario del distrito de Ghouta oriental a finales de noviembre.

La UNICEF dijo que 137 menores de edad, de entre los 7 meses y los 17 años, necesitan ser evacuados urgentemente debido a enfermedades como insuficiencia renal, desnutrición grave y las heridas causadas por el conflicto armado.