Fuerzas respaldadas por Arabia Saudí avanzaban hacia el puerto yemení de Hodeida, en el Mar Rojo, por el que entran suministros para los rebeldes chiíes conocidos como hutíes, dijo el domingo la agencia oficial de noticias de Yemen.

Las fuerzas del gobierno reconocido por la comunidad internacional, que cuentan con el apoyo de los saudíes, tomaron el control de Tahita en la provincia de Hodeida, reportó SABA.

Los combatientes leales al gobierno esperan beneficiarse del colapso de la alianza entre los partidarios del expresidente Ali Abdullah Saleh y los rebeldes, que acabaron con su vida antes este mes.

La coalición saudí entró en guerra con los hutíes en marzo de 2015. El estancado conflicto se ha cobrado más de 10.000 vidas, causó más de tres millones de desplazados y dejó al país al borde de la hambruna.