El ejército de Israel dijo el domingo que destruyó un túnel construido por el grupo insurgente Hamas que se adentraba varios cientos de metros (yardas) en Israel desde la Franja de Gaza.

Israel empleó un nuevo conjunto de “herramientas” para destruir el pasadizo, explicó el teniente coronel Jonathan Conricus, un portavoz militar, a periodistas. Las fuerzas israelíes habían detectado el túnel hace meses y siguieron monitoreando las operaciones de construcción de los insurgentes de Hamas antes de demolerlo, agregó.

El túnel no estaba completo, pero estaba “muy avanzado” y contaba con electricidad, equipos de comunicaciones y sistema de ventilación, apuntó el vocero. Estaba ubicado a alrededor de un kilómetro (media milla) de una comunidad israelí.

Para Israel, frenar la amenaza que suponen los túneles es una prioridad desde que Hamas se infiltró en su territorio en la guerra de 2014.