Los demócratas italianos encabezaron el sábado un mitin para advertir sobre la reaparición del fascismo en la nación que sufrió la dictadura de Mussolini y que ahora presencia crecientes protestas de derechistas en contra de los inmigrantes.

Miles de personas se dieron cita en Como, una ciudad lacustre del norte de Italia, donde extremistas de derecha que se hicieron llamar Frente Skinhead de Véneto irrumpieron recientemente en una reunión sobre la vivienda para los inmigrantes y denunciaron una "invasión" de extranjeros.

El Véneto, una región del noreste de Italia, es un baluarte del antiinmigrante Partido de la Liga Norte, que espera tomar el poder en Italia a través de una alianza electoral con los conservadores del ex primer ministro Silvio Berlusconi después de las elecciones de 2018.

El viernes por la noche, dos hermanos irrumpieron en una casa de Véneto que alberga a solicitantes de asilo nigerianos. Uno de los hermanos afirmaba ser policía, informó la agencia de noticias italiana ANSA, citando a la policía de los Carabinieri de Italia.

También días atrás, partidarios enmascarados del partido neofascista Forza Nuova atacaron la sede central en Roma del periódico liberal La Repubblica y el semanario L' Espresso.

Temiendo enfrentamientos, las autoridades de Como se negaron el sábado a permitir una contramanifestación de Forza Nuova.

En respuesta, los partidarios de Forza Nuova se reunieron en un hotel de Como, donde su líder Roberto Fiore sostuvo que los demócratas, La Repubblica y L' Espresso estaban fomentando un "clima de odio" contra su partido. Fiore defendió la acción del Frente Skinhead de Véneto como "un acto pacífico, una manifestación contra el negocio de la inmigración".

___

D'Emilio reportó desde Roma.

___

Frances d'Emilio está en: https://twitter.com/fdemilio