Equipos de arqueólogos han encontrado dos tumbas antiguas en la ciudad sureña de Luxor, según anunció el sábado el Ministerio egipcio de Antigüedades.

Una de las tumbas tiene cinco accesos que llevan a una sala rectangular y contiene máscaras funerarias de madera pintada, vasijas de barro y una momia envuelta en lino. La otra tiene una cámara mortuoria de seis metros (yardas) de largo que lleva a cuatro cámaras laterales, y contiene fragmentos de ataúdes de madera y otros objetos.

Las inscripciones de las paredes apuntan a que las tumbas se remontan a la 18va dinastía, faraones que gobernaron hace unos 3.500 años.

Las personas sepultadas en las tumbas no han sido identificadas aún.