Peter Martins, quien durante tres décadas fue el influyente líder del Ballet de la Ciudad de Nueva York, pidió licencia mientras se realiza una investigación a las acusaciones por acoso sexual en su contra.

La compañía confirmó el jueves por la noche que Martins de 71 años había solicitado una licencia de sus funciones en la compañía y la Escuela de Ballet Estadounidense afiliada, la cual fue aprobada hasta que se concluya una investigación independiente. La pesquisa, que será realizada por una firma de abogados, inició después de que la compañía recibió una carta anónima acusando a Martins de acoso sexual. El Ballet de Nueva York dijo que la acusación no era específica.

Además de esto el Washington Post reportó el jueves que una ex bailarina del ballet de la ciudad, Kelly Boal, acusó a Martins de tomarla y sacudirla violentamente durante una discusión en 1989. Martins negó esa acusación ante el Post.

El vocero del ballet Rob Daniels dijo que la junta directiva de la compañía se había reunido el jueves por la noche y aprobó la solicitud de licencia de Martins.

“Por toda esta distracción que estas falsas acusaciones están creando para el Ballet de la Ciudad de Nueva York y la Escuela de Ballet Estadounidense, que amo y a los que he dedicado los últimos 47 años de mi vida, pido a la junta de directores de ambas instituciones permiso para tomar una licencia temporal hasta que la investigación independiente actual sobre estos asuntos se haya completado”, dijo Martins en un comunicado.

No hubo un anuncio inmediato sobre quién podría reemplazar a Martins en el Ballet de la Ciudad durante su licencia.

Martins ha sido una figura prominente en la escena cultural de Nueva York por años y uno de los más poderosos directores de ballet en el mundo. Llegó al Ballet de la Ciudad de Nueva York como bailarín de su nativa Dinamarca y sucedió al legendario George Balanchine como el líder de la compañía, primero compartiendo el puesto con Jerome Robbins y después asumiendo el liderazgo completo en 1990. Ha coreografiado múltiples ballets para la compañía.

Martins está casado con Darci Kistler, una exbailarina principal de la compañía. En 1992, Martins fue acusado de agresión contra Kistler; pero ella retiró el cargo.

El reporte del Washington Post citaba a Boal, de ahora 51 años, diciendo que Martins tras un mal ensayo en 1989 “me tomó por el hombro y me sacó hacia el pasillo, me sacudió de los hombros y me gritó ... Tenía sus manos alrededor de mi cuello, me ahorcó y me gritó. Después me empujó y se fue”.

Boal está casada con Peter Boal, ex bailarín principal en la compañía y actual director artístico en el Ballet Pacific Northwest.